¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

China, país antiguo oriental con una civilización de 5 mil añós, es hoy un gran país turístico del siglo XXI que atrae la atención mundial por su herencia histórica y cultural inigualable, sus variados paisajes naturales majestuosos y su imagen moderna de rápido desarrollo.

En una superficie de 9,6 millones de km², se ven lugares pintorescos y de valor histórico por todas partes. El Ejército de terracota del emperador Qin (246 a. de. J.C.), la Ruta de la Seda, las cuevas Mogao de Dunhuang, los tres sitios conmemorativos de Confucio en Qufu, el Palacio Imperial de Beijing, los jardínes de Suzhou, el Palacio Potala de Lhasa en Tibet, la ciudad antigua Lijiang, la ciudad antigua Loulan, etc., son sitios culturales famosos que testimonian la prosperidad y esplendores de otras épocas. Los vastos desiertos, las extensas praderas y bonitas regiones de ríos y lagos, las cinco famosas montañas imponentes distribuidas en el norte y el sur del país, las Tres Gargantas del río Yangtsé peligrosas, el paisaje paradisiaco del lago oeste de Hangzhou, el hermoso Barranco Jiuzhai, las “mejores colinas y ríos bajo el cielo” de Guilin, la manantial llena de encantos salvajes en Wuling, la cumbre más alta del del mundo Qomolangma de Tibet, etc., representan un banquete espléndido ofrecido por la naturaleza a la vista de la gente. Los 33 lugares incluidos en la lista de patrimonio mundial, las 66 zonas pintorescas turísticas de clase AAAAA, junto con una profunda cultura y hermosos montes y ríos, forman ricos recursos turísticos incomparables de China.

China destaca por numerosos grupos étnicos con costumbres y culturas bien peculiares y diferentes, tales como la feria de Nadam de los mongoles, la fiesta Xuedun de los tibetanos, la fiesta de concesión de oro de los manchúes, la fiesta de Rey buey de la nacionalidad Puyi, la fiesta de rociada de agua de la nacionalidad Dai, etc., que son todas muy atractivas. La gran riqueza de productos autóctonos y la alta arte culinaria aportan abundantes recursos para elaborar alimentos exiquisitos peculiares, ofreciendo a los turistas una buena oportunidad para probar delicias y adquirir regalos.

En los últimos años, la infraestructura turística de China ha tenido un veloz desarrollo. Sus hoteles de categoría y agencias de viajes prestan satisfactorio y eficiente servicio a los turistas. Entre ciudades y provincias se ha establecido una red de comunicación tridimensional integrada por carreteras, ferrocarriles y aviación. Todas las ciudades grandes tienen abiertas rutas turísticas con destino a puntos de interés periféricos......de modo que los turistas nacionales y extranjeros pueden gozar de las comodidades y facilidades turísticas creadas con la modernización.

¡La Nación china, simpática y hospitalaria, le da la bienvenida!